¿Qué es el propóleo?

El propóleo (própolis) es una sustancia resinosa que las abejas obtienen de las yemas de los árboles y de algunos vegetales y que luego en la colmena terminan de procesar ellas mismas.
Las abejas utilizan el propóleo (própolis) para recubrir las paredes de la colmena y mantenerla libre de bacterias.

Propiedades del propóleo

Es antibacteriano, antiviral, inmunoestimulante, antiinflamatorio, cicatrizante y ligeramente analgésico.
•    Garganta y boca: en anginas, faringitis, laringitis, aftas bucales, Muguete y abcesos dentales da muy buenos resultados.
•    Vías respiratorias: ante los resfriados es muy útil como complemento a otras terapias.
En casos de turbeculosis pulmonar también puede ser un buen aliado.
•    Estómago y colon: en casos de úlcera gástrica es de gran ayuda para combatir a la bacteria “Helicobacter Pylori” que se cree responsable de esta dolencia.
Se han conseguido buenos resultados en algunos pacientes afectados por Diverticolitis, gastritis, enfermedad de Crohn y diarrea de candidiosis intestinal.
•    Ginecología: las cándidas, llagas uterinas, inflamaciones vaginales y picazones suelen responder muy bien a los lavados de propóleo diluido en agua.
•    La piel: el própolis o propóleo es fantástico en la lucha contra las micosis u hongos de la piel.
Las personas postradas mucho tiempo en la cama y con llagas o ulceraciones también se pueden beneficiar en gran medida.
En la medicina islámica era muy usado para las heridas.
En el cné funciona muy bien en forma de crema o para lavarse la cara diluído en agua.
En las ulceraciones irritativas de los dedos de la mano, llamadas vulgarmente “alergia a detergentes de las amas de casa” se obtienen buenos resultados usando cremas a base Propóleo y Caléndula.
También los sabañones mejoran mucho con la misma crema.

Nota: Esta información sólo tiene carácter divulgativo y educativo, no pretende dar consejos médicos.

Anuncios